top of page

Hazlo tu mismo: el aroma a café para comprobar nuestro sentido del olfato durante COVID-19

En las últimas semanas, tres delicadas historias de pérdida, entre muy cercanos amigos nuestros, han llamado nuestra atención sobre el COVID-19; sin embargo, una de estas historias incluye una enseñanza fácil de seguir que podría ayudar a salvar vidas. La abuela de uno de nuestros vendedores sufrió la pérdida repentina del olfato, sin razón aparente en absoluto; se sentía bien, sin signos evidentes de afección respiratoria. Esa noche, durante la cena, nuestra vendedora, al llegar a casa notó que su abuela no había percibido el fuerte olor a tortilla quemada; intrigada, le preguntó a su abuela al respecto y, después de haber asistido a nuestro curso sobre COVID-19, identificó oportunamente que esta pérdida repentina del olfato podría significar ¡INFECCIÓN POR CORONAVIRUS! Sin perder el tiempo, llevó a su abuela a atención médica rápido, salvándole la vida. ¿Por qué?


¿Sabías que debido a este virus, se estima que entre el 44% y el 77% de las personas afectadas pueden perder el sentido del olfato? ¿Qué significa? ¡Significa claramente que 4 o 7 personas de cada 10 tendrán una pérdida repentina del olfato! Esto puede suceder en cualquier momento de la infección y puede ir seguido de la pérdida del sentido del gusto, pero la pérdida del olfato ocurre en los primeros días del inicio de la infección.


Una vez identificado que la pérdida del olfato, llamada anosmia, es, quizás, el primer síntoma más común de COVID-19, muchos especialistas en medicina, entre otros, científicos sensoriales y epidemiólogos de enfermedades infecciosas, han desarrollado programas y pruebas de detección basados ​​en el olfato como parte de una respuesta a la pandemia de SARS-CoV-2, como se demuestra en muchas publicaciones de todo el mundo. ¿Cómo explican los médicos esto?


A. La mayoría de las infecciones respiratorias, como la gripe común, provocan inflamación de las mucosas, la protección interna de algunas cavidades humanas que se asemeja a una especie de piel, en este caso, la nariz; esta inflamación de las mucosas de la nariz evita que las gotas de aerosoles en el aire lleguen a los receptores sensibles al olor que se encuentran detrás del puente de la nariz en el hueso etmoidal. Esto significa que cuando su nariz está tapada con la mezcla de moco y mucosas hinchadas, los olores (las moléculas activas del olor) son físicamente incapaces de alcanzar los receptores del olfato en la parte superior de la cavidad nasal. Interesante, ¿no?


B. ¡En el caso de COVID-19, no sucede lo mismo! En COVID, la pérdida del olfato es causada por una interrupción de la señalización. ¿Qué? Intentemos ponerlo simplemente. Se ha identificado que el virus del coronavirus ataca a las células que se encuentran detrás del puente de la nariz inmediatamente al lado de las neuronas olfativas. Estas células de soporte están cubiertas con muchos de los receptores ACE2 que el virus explota para ingresar a las células, que son especialmente vulnerables al ataque de estos virus. A medida que estas células sufren el ataque, se hinchan, se inflaman, lo que interrumpe temporalmente la capacidad de las neuronas olfativas para identificar la presencia de un olor, un hedor, a pesar de su intensidad.


Entonces, después de considerar cuidadosamente todos estos hechos, los médicos de campo han descubierto que al tomar tres minutos como máximo, cada día, en casa, sería una prueba de detección simple y fácil de hacer que ayudara enormemente a obtener un diagnóstico temprano de COVID-19.

Un síntoma, la pérdida repentina del olfato puede ser el mejor predictor en el diagnóstico de COVID-19. Estoy seguro de que la mayoría, tenemos una bolsa de café o un jabón multiusos de pino concentrado a mano, ¿verdad? Por lo tanto, tomarse tres minutos como máximo cada día para oler estos productos, ¡serviría como una prueba de campo de detección en casa! Estos olores son específicos y difíciles de confundir u olvidar, ¡como cuando la leche se agria! Por lo tanto, será fácil hacer esta prueba en casa, simplemente oliendo su taza de café de la mañana, el jabón o el champú que usa habitualmente en la ducha. Sin embargo, esto NO significa que usted y las personas que lo rodean deban dejar de observar y respetar otras medidas de prevención, como el uso adecuado de mascarillas faciales, mascarillas de gran angular, lavarse las manos constantemente, distanciamiento social y aplicar el gel desinfectante. ¡No debe olvidar nunca que ésta, es solo una prueba útil para identificar la pérdida repentina del olfato! Una vez que se identifica la pérdida del olfato, debe acudir a su médico de inmediato; ¡Evite la automedicación!


Aunque la pérdida del olfato se considera un síntoma específico de COVID-19, pueden aparecer otros síntomas. ¡Tenga cuidado si sufre una pérdida repentina del sentido del gusto, fiebre repentina, superior a 38,5 grados Celsius o un dolor insoportable en el cuerpo sin razón aparente! ¡Una visita oportuna a su médico puede prevenir una pérdida importante!


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Post: Blog2_Post
bottom of page